subir página

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
Get Adobe Flash player

Un parlamento era aquella reunión, de estricto carácter político, dónde diversos caciques, capitanejos y lonkos debatían las políticas a seguir e implementar tanto dentro de los grupos étnicos, entre distintas unidades indígenas así como en su relación con el mundo hispano-criollo. La reunión era estrictamente política porque la política, como actividad deliberativa sobre los modos de ser, actuar y conducirse como comunidad, es inherente a todos los grupos humanos. Los indígenas fueron, y son, sujetos políticos que toman decisiones de acuerdo a una racionalidad propia que se funda en sus experiencias materiales, e inmateriales, de reproducción social.

Un parlamento se convocaba con la antelación necesaria para que todos los que debían de estar presentes en el proceso de toma de decisiones tuvieran la oportunidad de hacerse visibles en el lugar. Incluso se convocaba a aquellas personas con las cuáles la afinidad no era grado máximo; de ese modo se los ‘obligaba’ a decir que no asistirían dando lugar así a una exclusión que nacía por parte del mismo convidado. He aquí una clara muestra del fino arte de la política. Por si fuera necesario una muestra mayor, y de la que dan cuenta los registros documentales, los parlamentos solían durar días dado que el cacique que convocaba, y tomaba la palabra, preguntaba a cada uno de sus convidados cómo estaban ellos, sus familias, sus ganados y bienes semovientes, etc.; etc. Todo con la clara pretensión de mostrar su desempeño como orador así como conocedor de la ingeniería social indígena. La Frontera era un mundo de gentes que se conocían y dónde controlar los vínculos sociales, o conocerlos en el mayor grado de detalle posible, significaba una diferencia que podía inclinar la balanza a favor del más avezado.

Las reuniones políticas contaban con la presencia de los miembros de las distintas escalas de poder. Caciques, capitanejos y lonkos; siendo representados los niveles de agregación de la autoridad y el prestigio de mayor a menor. Por qué fueron importantes los parlamentos? Porque en ellos se decidió parte del destino de las comunidades indígenas y porque a partir del registro de los mismos podemos conocer más a los distintos personajes del mundo indígena; los grados en que los mismos ejercían su autoridad y cómo es que el prestigio se construía sobre la base de la sabiduría y de cuotas de liderazgo que, mediante el parlamento, podían incrementarse.

 

por Carlos D. Paz